¿Te tomarías un vino con nosotras?

Cada día

Navegar entre letras, con olas de amor es una de las sensaciones que quiero experimentar toda mi vida, me declaro fan del romanticismo y de lo “irreal”. Saber que el amor hace posible hasta lo imposible, me da esperanza en este mundo. Este libro me ha atrapado en cada capítulo, llevando a mi mente a dar un viaje mágico lleno de sensaciones y momentos extraordinarios. Siempre me ha fascinado todo lo que conlleva amar a alguien, hemos crecido siendo acostumbrados a finales felices, Pero “Cada día” no solo nos da un final feliz, también nos da uno realista, a pesar de que no es el que todos esperaríamos de un cuento de hadas nos da más que eso, nos ofrece una solución y nos hace entender que amar a alguien es más que ver por uno mismo, es velar por la otra persona e incluso regalar una parte de tu felicidad para completar la suya. David ha dividido sus capítulos enumerándolos por días, y en cada uno lleva a la mente del lector a un lugar completamente diferente, haciéndonos saber como es vivir un solo día, como se sentiría si fuésemos capaces de cada mañana al despertar ser una persona totalmente diferente, “A” nos hace ver las partes positivas, nos adapta a sus reglas, nos hace reír, llorar, enamorarnos; nos enseña a ver lo negativo y buscar soluciones por imposible que parezca. La historia trascurre de manera normal, todo está en su lugar sin ninguna regla alterada hasta que A conoce a Rihannon de quien se enamora, creo que todos hemos experimentado esto; cuando todo en nuestra vida parece estar en orden y de repente llega alguien a alborotarnos hasta el último cabello, en este caso para nosotros es más fácil, nosotros estaremos ahí al despertar y podremos pensar en como actuar, a diferencia de A que tendrá que hacer hasta lo imposible por volver a rencontrarse con ella en el cuerpo que sea. Cuando una persona te toca más allá del cuerpo, cuando consigue llegar a tu alma es cuando vale la pena luchar, y aunque A haya decidido contarle su verdad a ella y tener su apoyo estar juntos no es una opción por más que lo quieran, de esta manera A busca una solución para ambos, decide que es hora de encontrarle a Rihannon alguien que valga la pena a diferencia de su ex amor Justin y eso es lo que hace, solo al verla con la persona correcta decide irse de su vida, sabiendo que estará bien. Al enterarse que no es el único ser capaz de hacer eso emprende un viaje en donde aprenderá a dominar su habilidad y es donde el libro finaliza. Como mencione en un comienzo no es el final que todos esperamos, quizás la mayoría creíamos que iban a terminar juntos pero es prácticamente imposible, y a pesar de eso nos regala un final feliz, al saber que ha hecho todo por ver feliz a quien ama. Es así como debería funcionar la vida, normalmente nos conformamos y cuando algo parece difícil no buscamos ni la más mínima solución; como dicen por ahí “para todo hay solución menos para la muerte”, y ¡estamos vivos! Si estás leyendo esto es porque respiras y eres capaz de hacer lo que te propongas, al conocer como se siente ser una persona diferente cada día, a veces fuerte o débil, alto o pequeño, o simplemente ser quien menos lo esperabas aprendes; aprendes a no juzgar y te das cuenta que no todo es tan simple como parece, normalmente conocemos la portada y no el libro completo. Este libro me ha aportado cantidad de enseñanzas y me he divertido muchísimo leyendo, en 291 páginas he experimentado todas las emociones posibles y he quedado satisfecha con el final pero en espera de saber más.

Éramos mentirosos

Esta es la historia de un delito estúpido e iluso que acabó en tragedia. Una rebelión en la que se ve involucrada la perfectamente imperfecta familia Sinclair. Los mentirosos, grupo de cuatro amigos que se vuelven más cercanos que nunca, pero su amistad se vuelve muy destructiva, literalmente. Un verano en el cuál todo sale mal. Mentiras, muchísimas mentiras. Un secreto desvelado. Amor verdadero, verdaderamente imposible. A lo largo de este relato las piezas van encajando y las palabras más sencillas van tornándose en ideas descabelladas. Creerán que este libro es en su mayoría cliché, ya que, existen partes en las cuales pasan las típicas cosas que sucedería en una novela corriente, pero no. Es más de lo que esperas, siempre tiene algo con que envolver tú mente, es ahí donde te atrapa y ya no te quieres zafar. Estúpidamente ilógico e intrigante. Como en toda historia, empieza relatando quienes eran y los cargos que cumplen en el libro. Sobre los mentirosos y quienes conforman el grupo, su familia y nuevos integrantes de esta. Un verano en el cuál todo dio un giro de 360°. La historia de Candence comienza antes de su accidente, en el verano número quince fue cuando ocurrió, ella no recuerda nada de lo que sucedió, su mamá opta por alejarla de la isla y dejar las cosas como están. Ella no piensa igual, quiere volver y saber que pasó con los mentirosos. A medida que el relato va tomando forma, Candence vuelve a la isla, los días pasan y los flashbacks serán los únicos que la harán recordar el delito que cometió. Su relación con su abuelo se torna un poco tóxica. Perdió a su abuela. Los dolores de cabeza no cesan. Intenta sacar a la luz el desprecio a su abuelo tiñéndose el cabello de negro. No entiende nada de lo que está pasando y tampoco comprende el hecho de que solo intentan protegerla de la verdad. ¿Y el final? Shhh. Secreto. Pero es extraordinario. Sinceramente el libro me enloqueció por completo, cualquiera que le dé el tiempo necesario al libro sabrá de que hablo, es uno de mis favoritos. La temática del libro es llamativa, misteriosa e impresionante. No sabes con que sorpresa te toparás en la siguiente página o capítulo. Un tema del cual no se habla mucho y del que muchos afirman tener algún tipo de prejuicio, es necesario aclarar, tendrán que tragarse todas sus palabras.

La ladrona de libros

Este libro se sitúa en Alemania en la segunda guerra mundial. Una historia realmente conmovedora narrada por la misma Muerte que cuenta el transcurso de la guerra a través de nuestra protagonista Liesel Meminger una niña alemana que sobrevivió los desastres de la guerra. Lesiel una chica que se encuentra viajando en tren a otra ciudad y se enfrenta a la muerte de su hermano y al abandono por parte de su madre. En la nueva ciudad encontrará a sus nuevos padres adoptivos Rosa y Hans Huberman este último le enseñará a nuestra protagonista a leer y escribir permitiéndole que descubra su oasión por los libros y las historias dentro de ellos. También a su nuevo mejor amigo y primer amor Rudy Steiner con quien compartirá aventuras, historias, experiencias y sobre todo palabras, momentos de calma durante la guerra que parecía borrarse cuando estaban juntos y como olvidar a uno de los personajes más importantes Max Vanderburg un judío que con tan solo veintidós años llega pidiendo auxilio a la familia Huberman después de haber pasado dos años llenos de tragedia y hambre y aun así haber sobrevivido los desastres ocurridos a su familia y su ciudad, a lo largo de la historia se encariña con Lesiel y demuestra ser un gran escritor aunque vive en las penumbras del sótano de la casa Huberman ¿Qué es lo que me gustó de este libro? Me parece que fue la forma tan original en la que el autor decidió introducirnos (A los lectores) en la obra y en como se desarrolla la historia de la protagonista a través de los ojos de nuestra narradora. Realmente esta obra no le deja nada a la imaginación pues mientras iba leyendo sentía que realmente podía vivir sucesos de la guerra, logré encariñarme con cada uno de los personajes. Me enteré de cosas que no sabía que sucedieron en la historia y estoy segura de que aun así si volvería a leer este libro me llevaría de vuelta a Munich a la calle en donde sucedió todo y no solo eso, sino que también estoy segura de que me volvería a enseñar cosas nuevas, cosas que pasé por alto, cosas que se quedaron escondidas en el sótano de la casa Huberman y espero encontrar. Este libro cambió mi filosofía de vida, mi forma de pensar y mi forma de ver el mundo. Hoy sé que es uno de aquellos en los que me puedo resguardar a plena vista junto a Lesiel, Rudy, Max y los Huberman.

Devy Medina

Devshell

Mikaela Pérez

Mikayla

Giuliana Cárdenas

G.C